El temperamento del braco de Weimar – ( 2020 )

Contenido

El temperamento del braco de Weimar esta basado en varios rasgos que convierten a esta raza en única. Los Weimaraner son perros que en origen se utilizaban para la caza pero que hoy en día son excelentes perros de compañía.

En este post os vamos a desgranar todos los rasgos generales del Weimaraner para que descubráis si es un perro que se adapta a vuestro estilo de vida. Si queréis información más general sobre esta raza, podéis leer todo lo necesario antes de incorporar un Weimaraner a vuestra vida, aquí.

Empezamos!

Rasgos generales del carácter del braco de Weimar

El braco de Weimar es una raza que originariamente se usaba para la caza. Por ello, son perros con un gran olfato y energía, que deberán eliminar a diario para poder comportarse adecuadamente tanto en casa como fuera.
 
Son perros muy sociales, que adoran pasar tiempo con sus familias y por lo tanto, bastante dependientes de ellas. Adoran jugar, correr y divertirse tanto dentro como fuera de casa. En general, no son perros a los que les guste estar solos en casa por largas horas.
 
Los Weimaraner son una raza que juega de forma brusca con otros perros aunque no son para nada agresivos ni dominantes si se les educa de forma correcta. Son perros muy inteligentes y testarudos, por lo que requerirán de dueños estrictos en las normas para que no se crean los dueños de la casa.
 
Aún y ser una raza testaruda, si se le dedica el suficiente tiempo en adiestramiento, son perros muy obedientes. Por último, cabe destacar que son perros bastante glotones. No destacan por ser perros que escapen, gracias a su pasado cazador y son una raza que tampoco tiende a ladrar demasiado.
 
 

 

El temperamento del braco de Weimar en casa

En casa, el Weimaraner es un perro sociable, que adora pasar tiempo con su familia. Es una raza que tiene una gran dependencia con su familia y por ello, es vital enseñarles desde bien pequeños a quedarse solos en casa. De lo contrario, podrían volverse destructivos, llegando a romper muebles, zapatillas etc.

Si se le proporciona un correcto ejercicio físico, el temperamento del braco de Weimar en casa, es tranquilo y calmado, pudiendo pasar desapercibido en muchas ocasiones. Sin embargo, si es aún cachorro o si no se le proporciona suficiente actividad física, se puede volver destructivo o tener momentos de locura donde corra de un lado a otro de la casa sin motivo aparente.

Son perros muy curiosos y chafarderos, por lo que adorarán disponer de una terraza o balcón donde puedan ver el trasiego de la calle. También, son propensos a seguirnos por toda la casa, ya que como decíamos anteriormente, son una raza muy dependiente de sus dueños.

Pueden vivir perfectamente dentro de un piso si se les proporciona suficiente ejercicio físico. Siempre es preferible disponer de un jardín donde puedan campar a sus anchas pero esto no es una necesidad imperial.

Por último, no son perros que destaquen por su capacidad de proteger a sus dueños o por tener un rasgo guardián. Si bien son muy dependientes de su familia, en algunas situaciones pueden mostrarse intimidantes con algunos desconocidos pero no suelen mostrarse agresivos.

 

El temperamento del braco de Weimar fuera de casa

Fuera de casa, el temperamento del braco de Weimar cambia en gran medida respecto a dentro de casa. Fuera de casa, sobretodo en la etapa de cachorros hasta llegar a ser adultos, son perros muy activos, que tienden a querer curiosear cada cosa que ven. Si no se les educa, tienen tendencia a tirar bastante de la correa, por lo que es recomendable pasearlos con un arnés antitirones.

Siguen siendo perros muy sociales con otros perros y personas(siempre que se les haya socializado correctamente). Es cierto que son bastante brutos al jugar con otros canes pero, en general, nunca buscan hacer daño ni son para nada agresivos.

Como comentábamos anteriormente, son una raza que necesita y adora dar largos paseos por el campo sin ir atados con correa. Gracias a su pasado cazador, siempre vigilan donde esta su familia y no tienen tendencia a escapar.

Fuera de casa, sigue siendo un perro muy juguetón, que adora correr y brincar de un lado a otro e ir a buscar la pelota o olfatear unos premios o snacks entre las hierbas.

El braco de Weimar y los niños

Los Weimaraner son una excelente raza para las familias con niños pequeños o de mediana edad. Gracias a su carácter cariñoso y juguetón, es ideal para este tipo de familias. Siempre que se realice una correcta adaptación y se tengan unas normas, el Weimaraner será un perro perfecto.

Cabe indicar que, gracias a su gran inteligencia, el braco de Weimar sabe perfectamente con que persona se esta relacionando, por lo que se puede observar como son super brutos y juguetones con personas que les dan pie a ellos, y más calmados y delicados con personas que no quieren jugar de forma tan brusca.

Por este motivo, si se realiza un correcto adiestramiento y adaptación, pueden vivir perfectamente con niños de todas las edades.

Esperamos que este post os haya ayudado a conocer un poco más el temperamento del braco de Weimar. Si bien cada perro es mundo, estos son los rasgos generales del carácter del braco de Weimar. 

Como siempre, cualquier cosa nos las podéis dejar en comentarios o en nuestra cuenta de Instagram.

Nos leemos!🐾

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *